Mostrando entradas con la etiqueta Postres. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Postres. Mostrar todas las entradas

27 de junio de 2014

Fresas con crema de yogur y queso fresco

Las fresas no solo son una deliciosa fruta llena de sabor y aroma, sino también un alimento cargado de numerosos beneficios para la salud. Sin duda alguna constituyen el complemento ideal para acabar con un broche de oro una suculenta comida, ya sean solas, o bien en diferentes preparaciones. 
Una de ellas es esta que os traigo hoy, muy fácil de preparar, fresca, sana y absolutamente deliciosa, en donde os encontraréis con dos texturas distintas.  Una ligera, cremosa y suave, la otra gelatinosa y muy fresca con un sabor intenso a fresa.  Si os animáis seguro que repetiréis más de una vez con este postre, ya que será del agrado tanto de grandes como de pequeños.


Ingredientes:

- 700 grs de fresas
- 3 yogures naturales desnatados 0% MG
- 1 tarrina de 120 grs de queso fresco batido desnatado 0% MG
- 2 sobrecitos de edulcorante Stevia
- 1/2 limón.
- 3 hojas de gelatina neutra.
- Hojas de menta o hierbabuena.


Preparación:

- Lavamos las fresas y les retiramos los rabitos,  los escurrimos y reservamos 4 enteras para la decoración final.
- Picamos 200 grs de fresas y las mezclamos con los yogures y el queso fresco batido junto con el edulcorante y repartimos la preparación en vasos.
- El resto de las fresas las pasamos por la batidora con un chorrito de limón hasta conseguir un puré.


- Hidratamos las hojas de gelatina y luego las escurrimos en papel absorvente. Las fundimos en un poquito de agua caliente y las añadimos al puré de fresas. Mezclamos bien.
- Repartimos sobre los vasos de yogur y queso y los llevamos a la nevera para que cuajen.
- A la hora de servirlos, adornamos con las fresas reservadas cortadas en trozos y unas hojas de menta o hierbabuena.







 Print Friendly and PDF

28 de octubre de 2013

Crema catalana

Una receta que tenía en borrador es esta que os dejo hoy, mi versión de la crema catalana también conocida como Crema Quemada, o Crema San José debido a que se acostumbra a prepararla cuando se conmemora la fecha de este Santo el 19 de marzo, aunque a día de hoy es un postre que se consume durante todo el año.
Considerada como uno de los postres más antiguos de Europa, este postre típico de la cocina catalana es muy fácil de preparar y sus ingredientes son muy comunes en nuestras cocinas. Consiste en una crema con base en yema de huevo que se suele cubrir con una capa de azúcar caramelizado en toda la superficie, lo que le da un contraste crujiente. A la hora de servirla se suele distribuir la crema en cazuelas de barro espolvoreada con azúcar y quemada con una pala de hierro muy caliente, o bien, con un pequeño soplete.
Sin duda, una auténtica delicia.

Aprovecho para daros las gracias por seguir visitando mi cocina en mi ausencia. Un problema de espalda me mantiene alejada de las vuestras, sentarme al ordenador de momento me cuesta y me cansa bastante. Pero espero ponerme al día muy pronto y seguir al pie del cañón como lo he estado haciendo hasta ahora.


Ingredientes:

- 1 litro de leche.
- 8 yemas de huevo.
- 130 grs de cucharadas de azúcar
- 40 grs de maicena.
- 1 palo de canela.
- 1 cucharada de extracto de vainilla.
- La corteza de 1 limón.



Preparación: 

- Vertemos la leche en un cazo (menos un vaso) junto con la piel de limón bien lavada, el azúcar y el palo de canela. Llevamos a ebullición, retiramos y dejamos templar.
- En un bol batimos las yemas con la vainilla y le añadimos la maicena disuelta en el vaso de la leche que habíamos reservado. Mezclamos bien.
- Retiramos la piel del limón y el palo de canela de la leche hervida y vamos echando la mezcla de las yemas en el cazo de la leche, despacito y removiendo a la vez.
- Volvemos a poner el cazo a fuego lento y no dejamos de remover hasta que la crema tenga el espesor deseado. Ya sabéis que una vez fría la crema espesa por sí sola.
- Repartimos la crema en cazuelas individuales y dejamos enfriar del todo.
- A la hora de servirlas espolvoreamos azúcar por encima y lo quemamos. En mi caso con un soplete de cocina.






 



 Print Friendly and PDF

4 de febrero de 2013

Yogurt de chocolate sin azúcar Torras

Fundada en 1890, Chocolates Torras es una de las más antiguas empresas chocolateras del país y pionera en España en comercializar una gama de derivados del cacao “sin azúcar”.  Y de las primeras en Europa en utilizar la Stevia ( planta natural originaria de Sudamèrica y muy apreciada por sus propiedades edulcorantes) ,como edulcorante sustitutivo del azúcar.  Sus componentes totalmente naturales hacen que sea una manera más eficiente y sana de endulzar los productos.
Con un poder edulcorante muy similar al de la sacarosa y, a diferencia de otros edulcorantes, está el Maltitol, conveniente para las personas que deben evitar un aumento rápido de glucosa en la sangre ya que las encimas humanas lo digieren mucho más lentamente que el azúcar. Con casi la mitad de calorías que el azúcar es muy recomendable para  personas que controlan su dieta, y todos los productos están libres de glúten. Ambos edulcorantes no alteran ni el sabor ni el resultado final de los chocolates.

Agradecer a esta empresa que me haya enviado este lote de chocolates con los que he disfrutado  muchísimo. Todos están realmente buenos,  personalmente me resultaría muy dificil diferenciarlos de cualquier chocolate con azúcar. Mi favorito, el de chocolate blanco con fresas, es una auténtica delicia.


Este yogurt lo he preparado con el chocolate negro con frutos del bosque y el cacao a la taza. Han sido todo un exitazo y han desaparecido en un abrir y cerrar de ojos. Sin duda un postre ideal.



Ingredientes:

- 1 Tableta de Chocolate negro con frutos del bosque Torras.
- 1 Sobre de cuajada.
- 2 cucharadas de cacao a la taza Torras.
- 1/2 lt de leche desnadata.
- Frutas del bosque (en mi caso congeladas).


Preparación:

-  Del medio litro de leche, reservaremos un vaso para disolver la cuajada. El resto, lo ponemos dentro de un cazo con el cacao.
- Removemos seguido y cuando veamos que comienza a estar caliente, introduciremos el chocolate en trocitos.
- Removemos con unas varillas de mano hasta que se haya fundido por completo.
- Será el momento de verter la cuajada disuelta, remover, apartar del fuego, y llenar los recipientes con la mezcla (sin llegar a llenarlos del todo.
- Dejarlos enfríar a temperatura ambiente, acabar de rellenarlos con las frutas del bosque,  y seguidamente llevarlos a la nevera.





Imprimir

27 de noviembre de 2012

Crumble de manzanas y pasas

El crumble es un pastel con frutas, el cúal se recubre de una masa de harina, mantequilla y azúcar. Se cree que nació debido al racionamiento de almentos existentes en Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial.
Las frutas más frecuentemente empleadas en su elaboración son las manzanas, moras, peras, ruibarbo...aquellas que proporcionen a la pasta un sabor ligeramente ácido. Y aunque la masa se prepara con harina y mantequilla,  hay recetas en las que emplean galletas rotas, sobras de algún bizcocho, o magdalenas desmenuzadas, como ha sido mi caso.

Yo no tenía, pero este postre acompañado de una bola de helado, es el no va más. El contraste de temperaturas y sabores es simplemente espectacular.


Ingredientes:

- 2 manzanas.
- 15 Mirandinas Coral.
- Licor de Manzana Verde.
- un puñado de pasas.
- Azúcar moreno.
- Canela en polvo.
- Mantequilla.
- Leche.



Preparación:

- Precalentamos el horno a 180º.
- Ponemos las pasas a remojo en el licor durante media hora.
- Pelamos y descorazonamos las manzanas, cortándolas después en rodajas no muy gruesas.
- En una sárten con un cucharada de mantequilla, las vamos salteando por tandas un par de minutos por cada lado.
- Seguidamente engrasamos con ayuda de un píncel de cocina los moldes a utilizar.
- Repartimos las manzanas y las uvas escurridas, y espolvoreamos con azúcar moreno y canela.
- En un bol, desmenuzamos las Mirandinas ( no del todo), y vamos vertiendo cucharaditas de leche (de una en una) hasta conseguir una masa como de migas gruesas.
- Cubrimos las cazuelitas con la mezcla, espolvoreamos de nuevo con otro poco de azúcar moreno y canela, y llevamos al horno hasta que la superficie quede doradita y crujiente (20-25 minutos dependiendo del horno).
- Dejar templar un poco antes de servir.







Imprimir

24 de octubre de 2012

Dulce tricolor de gelatina

Si os gusta la fruta y la gelatina, este es sin duda un postre que os va a encantar. Muy facilito de preparar resulta  también ser un postre muy ligero , perfecto para después de una comida o cena, y que además queda muy vistoso a la hora de servirlo en la mesa.
Resulta también idal para darles a los niños en la merienda y que así coman tranquilamente y de una forma distinta su raciòn de fruta diaria. Por supuesto, podeís prepararlo con la fruta que más os guste.


 Ingredientes:

- 1 sobre de gelatina de frambuesa.
- 6 hojas de gelatina neutra.
- 1/2 mango grande.
- 200 grs de uva blanca.
- 2 cucharadas de azúcar.
- el zumo de 1/2 limón.



Preparación;

- Preparamos la gelatina como nos indica el fabricante. Y rellenamos la base de cuatro moldes, dejándolos cuajar en la nevera 1 h 30 minutos, o hasta que esté lo bastante sólida para que no se mezcle con la siguiente gelatina.
- Pelamos el mango, desechando el hueso, y lo troceamos. Lo pasamos primero por la batidora y luego por el colador para eliminar las hebras.
- Dejamos en remojo de agua fría 3 hojas de gelatina neutra,  y mientras,  llevamos a ebullición 1 dl de agua  con 1 cucharada de azúcar.
- Retiramos del fuego y añadimos la gelatina escurrida y el batido de mango. Removemos bien y repartimos la mezcla en los moldes, sobre la gelatina de frambuesa.
- Dejamos cuajar en la nevera al menos 1 hora o hasta que se solidifique.
- Lavamos las uvas, las pelamos, ertiramos las semillas y las trituramos con el zumo del limón.
- Ponemos al fuego 1 dl de agua con la otra cucharada de azúcar, y cuando rompa a hervir, apartamos del fuego y añadimos la gelatina restante, previamente hidratada y escurrida.
- Añadimos el puré de uva y remueve hasta incorporarlo.
- Repartimos esta última gelatina sobre el mango y metemos los moldes de nuvo en la nevera al  menos 5 o 6 horas (yo las dejé hasta el día siguiente).
- Ahora solo nos queda desmoldar el postre, servirlo y disfrutar de él.





Imprimir


Fuente: Revista Cocina Fácil 

7 de octubre de 2012

Leche frita

La leche frita, es un dulce casero y tradicional que todo el mundo conoce y ha preparado más de una vez. Aquí en Galicia está muy extendido especialmente en el interior, y se suele preparar en algunas zonas en Semana Santa y otras en Carnaval.  Yo si tengo ganas de ella, la preparo en cualquier momento del año, la verdad. Su origen no se sabe a ciencia cierta, aunque muchas reginones españolas se atribuyan la receta.
Es un postre sencillo, barato y fácil de elaborar. Por lo general, se preparara de un día para otro para que cuajada del todo sea más fácil cortarla, y luego rebozarla y freírla. Puedes servila fría o caliente, eso depende de como te guste más.
En cada casa se prepara diferente, eso es algo lógico,  ya que cada uno le pone su toque personal, y como dice el refrán "cada maestrillo tiene su librillo".  Aunque todas ellas tienen en común la cocción de la leche con azúcar, canela y cáscara de limòn. Al paladar, creo que tanto da la forma en la que se prepare, ya que resulta siempre cremosa por dentro con el exterior ligeramente dorado, y con el inconfundible y peculiar sabor a  canela.


Ingredientes:


- 1 lt de leche.
- 5 cucharadas de azúcar.
- 5 cucharadas de maicena.
- 2 yemas.
- 1 cáscara de limón.
- 1 Cucharada de azúcar avainillado.
- 1 palo de canela.
- Harina y huevos para rebozarla.
- Aceite.
- Azúcar y canela en polvo.
- Mantequilla.



Preparación:

- Disolvemos la maicena en un vaso de leche fría.
- El resto se pone al fuego con la cáscara del limón, la canela y los azúcares.
- Una vez hierva, retiramos del fuego y dejamos tapada durante unos minutos para que tome sabor. Luego la colamos y la reservamos.
- Batimos las yemas y las mezclamos con la maicena mezclada anteriormente en leche fría.
- Mezclamos bien, y añadimos a la leche reservada, colocándola de nuevo al fuego.
- Con una cuchara de madera, vamos revolviendo continuamente hasta que la crema nos espese.
- Una vez la tengamos con la consistencia deseada, la pasamos a una fuente previamente enmatecada.
- La dejamos templar y la metemos en la nevera durante toda la noche para que tome consistencia y luego nos sea más fácil de cortar, rebozar y freir.
- Al día siguiente, volcamos la masa y la cortamos como queramos. En mi caso en forma cuadrada.
- Las pasamos en harina y huevo batido y las freímos en abundante aceite caliente hasta que tomen un bonito color dorado.
- Luego las colocamos sobre papel absorvente para que pierdan el aceite sobrante.
- En un plato, hacemos una mezcla de azúcar y canela,  y solo nos queda rebozar la leche frita en ella.
- Servir o bien fría o caliente. Yo me quedo con la primera opción.






Imprimir

28 de agosto de 2012

Crema de limón

Tengo la suerte de que mi padre tiene en su huerto unos limoneros maravillosos, y por fortuna, dan limones para dar y  regalar. Así que suelo prepararles en casa esta crema muy a menudo, les encanta, sobre todo si hace calor, y despuès de comer entra de maravilla.
Además no es nada empalagosa ni pesada,  todo lo contrario. Es  ligera, fresca, y además super fácil de preparar. Te llevará apenas unos minutos elaborarla, y una vez fría,  podrás disfrutar de un postre la mar de rico.


Ingredientes:

- 4 limones
- 3-4 cucharadas de azúcar ( o alguna más si te gusta bien dulce, eso al gusto de cada uno).
- 1 yogurt de limón.
- 1 bote de leche evaporada Ideal
- Virutas de chocolate.
- Guindas y menta.


Preparación:

- Exprime los limones, y bate el zumo colado con el azúcar y el yogur.
- Agrega la leche evaporada y bátelo todo muy bien.
- Lleva a la nevera para que enfríe, y cuando la sirvas, hazlo en copas o en vasos de cristal.





Imprimir

19 de julio de 2011

Semifrío de avellanas y chocolate

Los semifríos, son aquellas elaboraciones que por sus ingredientes y texturas gelificadas parcialmente, se consumen frías pero no heladas. Se deben congelar para poder manipularlos, pero su servicio no debe ser nunca helado, sino atemperado. Gracias a la gelatina, podemos congelar un semifrío y sacarlo del congelador para que se atempere sin que se desmonte. En la elaboración de un semifrío, la gelatina se integra en la nata, cuando ésta se descongela, la gelatina actúa como sustento o estabilizante, dando como resultado una elaboración fría pero no congelada, de donde viene el nombre de “semi-frío”, es decir frío pero no helado.
Con esta receta participo en el concurso de Tito, con motivo de su primer cumpleblog.  Anìmaros a hacerla porque os aseguro que es cosa rica......pero rica.....rica.


Ingedientes:

- 8 hojas de gelatina neutra.
- 500 grs de requesón.
- 180 grs de azúcar.
- 1/4 lt de nata para montar.
- 20 avellanas peladas ( + alguna para la decoración ).
- 50 grs de chocolate negro.
- 125 grs de chocolate fondant.
- 150 mls de nata líquida.




Preparación:

- Ponemos en remojo con agua fría las hojas de gelatina, para que se hidraten.
- Vertemos la mitad de la nata para montar en un cazo, y la llevamos a ebullición.
- Incorporamos la gelatina bien escurrida, removemos hasta disolverla del todo, y reservamos.
- Ponemos el requesón en un bol, junto con el azúcar, las avellanas picadas, y el chocolate negro rallado.  Mezclamos el conjunto.
- Incorporamos ahora la mezcla de la nata y gelatina que habíamos reservado, y luego la nata restante ya montada.


- Humedecemos ligeramente con agua los moldes a utilizar, y vertemos la preparación en ellos.
- Tapamos con papel film, sin que este toque la crema, y los dejamos reposar durante al menos 4 horas en el congelador. Los sacaremos al menos 1 horita antes de servirlos.
- LLegada la hora, derretimos el chololate fondant al baño María y agregamos la nata líquida.
- Mezclamos bien con varillas manuales hasta conseguir una salsa homogénea y ligeramente espesa.
- Desmoldamos los moldes, y los decoramos con trozos de chocolate y avellanas.
- Regamos con la salsa de chocolate, y a disfrutar.




Fuente: Revista Comer Bien.

Imprimir