30 de octubre de 2012

Toreras Placer Cantábrico con quesos variados

Desde el Cantábrico a Santoña, y desde allí a mi mesa.  En donde he podido saborear unas exquisitas anchoas elaboradas al estilo tradicional para poder mantener todo su sabor y textura, y con las que se utiliza aceite de oliva de primera calidad con el grado justo para que la anchoa mantenga todas sus cualidades.


Conservas Juanjo , ha sido la empresa que me ha enviado este producto. El cúal y bajo mi humilde opinión, goza de una calidad superior. 
Con unas cúantas anchoas he preparado unas toreras a modo de aperitivo, que acompañadas de un Albariño las hemos disfrutado al máximo.


Para su elaboración son necesarias una lata de anchoas Convervas Juanjo, unas aceitunas deshuesadas, pimiento rojo, pepinillos en vinagre, cebollitas en vinagre, guindilla en conserva, y una tabla de quesos formada por: queso azul, queso havarti, queso mimolette, queso emmental, y queso basils.


Solo es cuestión de ir insertando los ingredientes al gusto de cada uno, personalmente he procurado que las anchoas fueran acompañadas de trocitos de quesos variados.


Por último, agradecer a Juanjo Gobantes el haberme obsequiado con esta delicatessem de anchoas. Sin duda, todo un placer cantábrico.



Imprimir

26 de octubre de 2012

Lentejas con verduras

Un plato que no falta nunca en mi casa una vez a la semana, son las lentejas. Tanto da que en la época del año en la que estemos, siempre caen, y no solo porque nos gusten a rabiar, sinó porque son una fuente de energía super importante en cualquier dieta alimenticia. Así que procuro variar a la hora de su prepararición, y sinceramente la de hoy es la que más gusta en mi casa.
Ideales para la gente vegetariana, para los niños, para las personas que están a dieta, y para las personas  diábeticas,  gracias a que sus hidratos de carbono liberan muy lentamente la glucosa  y no causan una subida brusca del nivel de azúcar en sangre, manteniendo así los níveles más estables.
Una forma de prepararlas fácil, sana y muy sabrosa, ya que las verduras le aportan al guiso un saborcito fabuloso.



Ingredientes:

- 350 grs de lentejas
- 140 grs de calabaza.
- 3 o 4 hojas de espinacas.
- 1/2 Pimiento rojo y 1/2 pimiento verde.
- 1 Puerro.
- 1 Zanahoria.
- 2 ramilletes de colifror.
- 1 cebolla.
- 2 clavos.
- 2 dientes de ajo.
- 1 Tomate.
- Aceite de Oliva Virgen Extra.
- Sal
- 1/2 cucharadita de comino
- Pimentón dulce.


Preparación:

-Comenzamos lavando y cortando todas las verduras, menos la cebolla, y pochándolas a fuego moderado en un fondo de aceite.
- Una vez hayan soltado el agua y reducido un poco su tamaño, echamos las lentejas, cubrimos de agua y añadimos el sal, el pimentón y el comino.
- Le agregamos la cebolla pelada y entera con los clavos insertados,  dejamos cocer a fuego moderado y agregando un poco más de agua si es necesario ya que a medida que se van haciendo, espesan.
- Una vez en su punto, retiramos los clavos de la cebolla, la esmagamos con ayuda de un tenedor o batidora y la incorporamos al guiso.
- Removemos, rectificamos de sal si lo precisa, dejamos reposar 15 minutos y listas para servir.





Imprimir

24 de octubre de 2012

Dulce tricolor de gelatina

Si os gusta la fruta y la gelatina, este es sin duda un postre que os va a encantar. Muy facilito de preparar resulta  también ser un postre muy ligero , perfecto para después de una comida o cena, y que además queda muy vistoso a la hora de servirlo en la mesa.
Resulta también idal para darles a los niños en la merienda y que así coman tranquilamente y de una forma distinta su raciòn de fruta diaria. Por supuesto, podeís prepararlo con la fruta que más os guste.


 Ingredientes:

- 1 sobre de gelatina de frambuesa.
- 6 hojas de gelatina neutra.
- 1/2 mango grande.
- 200 grs de uva blanca.
- 2 cucharadas de azúcar.
- el zumo de 1/2 limón.



Preparación;

- Preparamos la gelatina como nos indica el fabricante. Y rellenamos la base de cuatro moldes, dejándolos cuajar en la nevera 1 h 30 minutos, o hasta que esté lo bastante sólida para que no se mezcle con la siguiente gelatina.
- Pelamos el mango, desechando el hueso, y lo troceamos. Lo pasamos primero por la batidora y luego por el colador para eliminar las hebras.
- Dejamos en remojo de agua fría 3 hojas de gelatina neutra,  y mientras,  llevamos a ebullición 1 dl de agua  con 1 cucharada de azúcar.
- Retiramos del fuego y añadimos la gelatina escurrida y el batido de mango. Removemos bien y repartimos la mezcla en los moldes, sobre la gelatina de frambuesa.
- Dejamos cuajar en la nevera al menos 1 hora o hasta que se solidifique.
- Lavamos las uvas, las pelamos, ertiramos las semillas y las trituramos con el zumo del limón.
- Ponemos al fuego 1 dl de agua con la otra cucharada de azúcar, y cuando rompa a hervir, apartamos del fuego y añadimos la gelatina restante, previamente hidratada y escurrida.
- Añadimos el puré de uva y remueve hasta incorporarlo.
- Repartimos esta última gelatina sobre el mango y metemos los moldes de nuvo en la nevera al  menos 5 o 6 horas (yo las dejé hasta el día siguiente).
- Ahora solo nos queda desmoldar el postre, servirlo y disfrutar de él.





Imprimir


Fuente: Revista Cocina Fácil 

22 de octubre de 2012

Dorada al horno

Un pescado de intenso sabor como es la dorada, resulta deliciosa preparada al horno. Acompañada de los vegetales, el limón, y la ajada con el Albariño, hacen que el plato resulte más jugoso, y se enriquezca todavía más. Su carne es muy estimada porque además de ser tersa y blanca,  supone una importante fuente de minerales, en especial de potasio, fósforo, sodio, hierro, magnesio y zinc.
No conviene hornearla mucho tiempo, ya que la carne se reseca y el resultado final ya no será el mismo.

A la hora de comprarla, sabremos que está fresca si su carne tiene consistencia firme, las agallas rojas, los ojos  brillantes y no están hundidos,  y mantiene el olor marino poco pronunciado.
Recomendable colocarla en la parte más fría del frigorífico, si se va a consumir en el día o al día siguiente. Por supuesto, previamente eviscerada y limpia.
Congelada, mantiene en óptimas condiciones su sabor y todas sus propiedades nutritivas durante unos 4-5 meses.

                                                                                 
Ingredientes para dos personas:

- 2 Doradas
- 2 patatas grandes.
- 1 limón.
- 1 cebolla.
- 1 tomate maduro.
- 2 dientes de ajo.
- Perejil.
- 1 vaso de Albariño.
- Aceite de Oliva Virgen Extra.
- Sal. 


Preparaciòn:

- Precalentamos el horno a 180º.
- En mi caso ya me traigo el pescado limpio para casa, así que solo tengo que lavarlo con agua por dentro y por fuera y secarlo luego con papel absorvente.
- Lo salamos, le hacemos unos cortes en el lomo, e introducimos media rodaja de limón en cada una de ellas.
- Machacamos los ajos y el perejil en un mortero, añadimos el vino blanco , removemos bien y reservamos.
- Pelamos y lavamos las patatas, las cortamos en rodajas no muy gruesas y las freímos ligeramente en aceite de oliva con un poquito de sal.


- Las vamos colocando en la fuente en donde cocinaremos el pescado, encima la cebolla cortada en aros, y seguidamente el tomate en rodajas.
- Ponemos las doradas encima, regamos con un chorrito de aceite y el zumo del limón sobrante. Y finalmente, repartimos por ellas la ajada que teníamos reservada.
- Salamos, llevamos al horno y la vamos rociando cada poco con la salsita que se va haciendo en el fondo. Dependiendo del peso de las doradas, en 20 - 30 minutos más o menos las tendremos listas.







Imprimir

19 de octubre de 2012

Licor de mandarinas


Hoy os traigo un licorcito que me regaló mi cuñada y que es la mar de rico. No solo está bueno a la hora de tomárselo en un chupito, sinó que además, nos sirve como ingrediente a la hora de preparar respostería.
En cakes, bizcochos, magdalenas, tartas.....puede sustituir tranquilamente a otros licores que solemos utilizar normalmente como el ron y el kirsch.  Proporcionándole al dulce que hayamos preparado, un sabor suave y realmente exquisito.



Ingredientes:

- 1 kg de mandarinas.
- 2 lts y 1/2  aguardiente.
- 1/2 kg de azúcar (pudiendo añadir más si nos gusta dulzón).
- 1 palo de canela.
- 1 nuez moscada.
- Piel de mandarina.



 Preparación:

- Se pelan las mandarinas, se limpian lo máximo que se pueda , y se meten en gajos en un garrafón de boca ancha junto con la piel de una de ellas.
- Se le añade la canela, el azúcar y la nuez moscada.
- Seguidamente se cubren con el aguardiente.
- De vez en cuando se irá agitando un poco el garrafón para que el azúcar se deshaga por completo.
- Conviene dejarlo de un año para otro, para que los sabores se asienten.
- Pasado ese tiempo, se cuela el licor, se embotella y se lleva al congelador.
- Al igual que el licor de guindas, cúanto más tiempo pase por él muchísimo mejor, porque estará doblemente bueno.







Imprimir

16 de octubre de 2012

Fabas de Lourenzá con almejas

No sé a vosotras pero a mi ya comiezan a apetecerme los platos de cuchara, así que aprovechando que había ido a Lourenzá  y tenía congeladas tres kilos de fabas, decidí preparar unas pocas con unas almejas. 
El resultado, un sabroso plato tradicional para chuparse los dedos, y que os aconsejo probar si teneís la oportunidad.
Eso si,  servir bastante pan a la hora de llevar el plato a la mesa, porque la salsa tampoco tiene desperdicio ninguno.


Ingredientes:

- 1 kg de fabas de Lourenzá.
- 1 kg de almeja babosa.
- 3 cebollas grandes.
- 3 o 4 clavos de olor.
- 2 hojas de laurel.
- 5 dientes de ajo.
- Pimentón dulce.
- Sal.
- Perejil.
- Aceite de Oliva Virgen Extra.
- 1 Vaso de los de agua de Albariño.



Preparación:

- Escurrimos las fabas que habremos dejado en remojo durante la noche.
- Las ponemos  a cocer en agua fría (que queden bien cubiertas) junto con la cebolla en donde habremos pinchado los clavos,, las hojas de laurel, un poco de sal y un chorrito de aceite.
- Las coceremos a fuego suave, así evitaremos que se deshagan o se les rompa la piel. Al dejarlas en remojo durante la noche, a mi se me cocieron en una hora después del primer hervor. Una vez cocidas, las reservamos tal cùal están en la olla.
- Picamos las cebollas, y las pochamos en una cazuela de barro a fuego lento, junto con los ajos machacados con el perejil.
- Lavamos y escurrimos las almejas, que habremos dejado durante la noche en agua fría con sal para que desbaben y suelten la arena que tienen en su interior. Y las abrimos en una olla con el vino blanco.

                                                                                 
- Con ayuda de una espumadera las sacamos y las vamos repartiendo por toda  la cazuela de barro, con las cebollas, los ajos y el perejil.
- Colamos el caldo de las almejas y se lo vertemos por encima.
- Incorporamos el pimentón y meneamos un poco la cazuela.
- Rectificamos de sal si es preciso, añadimos las fabas ayudàndonos de la espumadera, y las vamos repartiendo también por toda la cazuela.
- Luego ya solo hay que verter por encima caldo de la cocciòn de las fabas, sin llegar a cubrirlas del todo.
- Para espesar un poco la salsa, pasamos por la batidora unas cuantas fabas con la cebolla de la cocciòn y un poco de caldo.
- Mezclamos en la cazuela, meneamos de nuevo para que se mezclen los sabores, y pasados  4 o 5 minutos, apagamos el fuego ya que no conviene cocinar mucho la almeja, y servimos caliente.

                                                                              





Imprimir

15 de octubre de 2012

Gotas del Marqués de Vizhoja

La Bodega Marqués de Vizhoja es el proyecto personal de D. Mariano Peláez. Fundada en 1966, y en la actualidad ya constituida como grupo empresarial, es un referente del sector vinícola.
Ubicada en el suroeste de Galicia, en la zona fronteriza que delimita España y Portugal, la Bodega tiene a orillas del río Miño sus instalaciones y las casi 40 hectáreas de viñedo propio en la Finca la Moreira, extensión presidida por un imponente Pazo del Sigo XVIII. 
Hace unas semanas contactaron conmigo y me ofrecieron la oportunidad de probar  las "Gotas del Marqués" enviándome una caja degustación, que contenía  7 blisters monodosis de 7 sabores  distintos con abre fácil y sistema de embudo antigoteo.


Crema de licor, brandy, licor de hierbas, anís, ron dominicano, whisky, y aguardiente de orujo, son los 7 sabores diferentes incluidos en la caja que me enviaron. Ideales  para cortar el café y con una original y elegante presentación para usar en cualquier lugar, y que suponen una revolución en cuanto estética, higiene, profesionalización, flexibilidad y consumo. Siendo su destino inmediato la hostelería y restauración, pero en breve serán introducidas en el canal alimentación.


Envases cómodos, con la cantidad justa para darle ese toque especial a nuestros cafés sin enmascarar el sabor del mismo.  Licores tradicionales, de siempre, pero modernizados en estos prácticos envases monodosis. Y como de siempre también es en Galicia cortar el café con aguardiente de orujo,  ese precisamente ha sido el sabor que yo he elegido para tomar mi café. Tanto mi gente como yo, hemos disfrutado del cafelín hasta la última gota.


Así que ya solo me queda agradecer a Marqués de Vizhoja el haber contado conmigo para probarlas ha sido todo un placer.
A vosotras deciros que no dejeís de probar estos licores de Galicia, porque seguro que son de vuestro agrado.





12 de octubre de 2012

Tallarines con carne especiada y verduras

La pasta admite, se complementa y armoniza con todos los condimentos y sabores. Es un alimento básico muy completo, ya que precisa de pocos ingredientes para convertirse en alimento perfecto tanto nutritivo, dietético o gastronómico.
En este caso los que han pasado por mi mesa han ido acompañados de verduras, carne de ternera picada y bien aromatizados con hierbas y especias.  Un plato muy común en mi casa, y muy agradecido, dicho sea de paso. Aunque siendo amantes de la pasta, cualquier preparación con ellos siempre nos resulta exquisita.


Ingredientes:

- 400 grs de carne de ternera picada.
- 500 grs de tallarines.
- 1 calabacín pequeño.
- 1/2 pimiento verde.
- 1/2 pimiento rojo.
- 1 diente de ajo.
- 1 puerro.
- 1 cebolla pequeña.
- 1 tomate.
- 1 vaso de vino blanco (yo Albariño)
- Azafrán.
- Oregáno, 2 hojas de albahaca, y pimienta negra.
- Aceite de Oliva Virgen.
- Sal.

                                                                                     
 Preparación:

- La noche anterior a preparar los tallarines, especiaremos  y salpimentaremos la carne picada, con el orégano, la albahaca picadita, la pimienta negra y la sal. Tapamos con papel film y a la nevera.
- Al día siguiente, pondremos a cocer los tallarines en agua hirviendo con un poquito de sal y el azafrán.
- Una vez cocidos, escurrimos y rocíamos con un chorrito de aceite para que no se nos peguen.

                                                                                        
- Continuamos lavando y cortando el calabacín, los pimientos, el puerro, la cebolla, el tomate y el ajo.
- Pocharemos las verduras en una sartén con un fondo de aceite de oliva, hasta que veamos que pierden volumen y comiencen a estar blanditas.
- Añadimos la carne picada , mezclamos bien, y dejamos que se haga hasta que tome color.
- Será el momento de regar con el vino blanco y dejar que se evapore el alcohol durante unos 3- 4 minutos.
- Ahora ya solo queda emplatar los tallarines, y servirlos con la carne con verduras por encima. Y a disfrutar.

                                                                 
                       

Imprimir

11 de octubre de 2012

Fabas de Lourenzá (Lugo)


Pues si, también me he ido hasta Lourenzá a disfrutar de la fiesta que se celebró el fin de semana pasado. Además de darme un bonito paseo y gozar como una loca de todos los puestos con los que me iba topando, también he aprovechado la oportunidad de traerme para casa un par de kilos de esta legumbre.
Y aunque había cantidad de puestos donde hacerme con ellas, me decidí por el de Fabas Maruxa. Allí mismo me dieron las instrucciones necesarias para conservalas en perfecto estado, e incluso algún que otro dato orientativo para su elaboración, como por ejemplo, la de no prepararlas en olla a presión y meterlas en el congelador si no las voy a consumir rápido. Además obsequiaban a todo aquel que hiciese compra, con un pequeño recetario para que podamos cocinarlas de distintas maneras; con marisco, con verduras, con pescado etc etc.


La "Festa da Faba" nació en el año 1990, fruto de una iniciativa del Concello de Lourenzá para promocionar el consumo de la leguminosa e incrementar su precio de mercado. Desde aquella primera edición, que constituyó  en la celebración de un concurso de Fabas, se aumentaron paulatinamente las actividades organizadas. Siendo declarada de Interés Turístico Gallego por la Xunta de Galicia.



 Actualmente este acontecimiento reune en Lorenzá a productores, compradores, tratantes  y consumidores de Faba de Lourenzá durante el primer fin de semana de octubre, en donde se combinan la exaltación gastronómica con catas, raciones, y menús a precios especiales. Los productores pusieron a la venta entre ocho mil y diez mil kilos de esta leguminosa, que los visitantes podimos degustar (el sábado y el domingo) elaborada en distintas recetas.



Nuestra faba se distingue con todos los sentidos por su textura carnosa y firme, su blancura, forma, y por el aroma dulce, terroso y almidonado. Haciéndola inconfundible al paladar en cualquier receta.
Además también se distingue con su propia etiqueta, casa saco lleva un número de serie que lo identifica desde el origen hasta el plato. Para proteger al consumidor del fraude, la Faba de Lourenzá únicamente se vende envasada y etiquetada.  Sólo hay una Faba de Lourenzá  y esa es la nuestra.


Son judías secas (alubias o habas) separadas de la vaina procedentes de la familia de las fabaceas o leguminosas, especie de la variedad local conocida como "Faba Galaica",  y que la hacen muy demandada por los consumidores, debido a su calidad culinaria excepcional, motivada por su escasa proporción de piel (entre 8-10%); su elevada capacidad de absorción de agua, superior al 100%; y su comportamiento en cocción, consiguiéndose al final del proceso granos enteros y completos, en los que destaca la pastosidad de su pulpa, exenta de grumos y escasamente diferenciada de la  piel.


Y como ya es costumbre e innato en mí, me compré estos dos cuencos de madera de olivo en un pequeño puesto en donde tenían a la venta cantidad de utensilios para la cocina. Me enamoré de ellos según los vì, no os podeís imaginar que bien huelen y que suaves son al tacto.  A su lado, el recetario del que os hablaba al comienzo de la entrada, y del que fijo algún platillo caera en casa.







Fuente: Faba de Lourenzá