14 de noviembre de 2014

Bizcocho de castañas gallegas

La castaña gallega es una castaña de alta calidad que se caracteriza por su sabor dulce y su textura firme y no harinosa.  Fueron un alimento esencial en la cocina gallega sobre todo en áreas rurales y de montaña donde la alimentación estaba vinculada al autoconsumo. Asadas, cocidas, en el caldo o con leche, eran las formas más habituales de prepararlas.
Aunque las tendencias culinarias actuales no limitan su empleo solamente a estas preparaciones tradicionales, ya que hoy día la castaña gallega figura como uno de los ingredientes más apreciados por los grandes cocineros, pasando a convertirse en un alimento imprescindible en multitud de recetas donde se utiliza para el relleno de carnes, aves, caza, guarnición, etc.


Con Indicación Geográfica Protegida, se le rinde culto con la fiesta del magosto. Una celebración festiva que representa el cambio de ciclo agrícola. Fiesta religiosa, porque se celebra en las vísperas del Día de Difuntos y gastronómica, porque coincide con la matanza y la recogida de dicho fruto.
Este bizcocho lo he preparado para los compañeros de trabajo de mi marido y ha sido todo un éxito, en casa ya lo he hecho varias veces y nos encanta, esa textura húmeda y el sabor que le aporta la castaña son indescriptibles, así que os animo a probarlo.


Ingredientes:

- 500 grs de castañas.
- 6 huevos.
- 100 grs de azúcar moreno
- 50 grs de azúcar blanco.
- 100 grs de mantequilla ( punto pomada).
- 1 sobre de levadura Royal.
- Sal.
- Un chorrito de leche.
- Una rama de fiuncho ( hinojo) o en su defecto, anís estrellado.


Preparación;

- Precalentamos el horno a 180º.
- Pelamos las castañas y las cocemos con el fiuncho. Una vez listas, las escurrimos bien y les sacamos la segunda piel en caliente y con cuidado de no quemarnos.
- Las esmagamos con ayuda de un tenedor y reservamos. No os esmeréis mucho en ese menester, ya que si queda algún tropezón por el medio le aportará un puntazo interesante al bizcocho.
- Separamos las claras de las yemas y batimos las primeras a punto de nieve fuerte.
- En un bol batimos la mantequilla y las dos clases de azúcar, junto con un chorrito de leche para ayudar a que se ponga cremosa.
- Una vez lo consigamos, iremos añadiendo las yemas de huevo una a una hasta que estén totalmente integradas. Echamos una pizca de sal.


- Es el momento de unir las claras ayudándonos de una espátula y con movimientos envolventes para que no bajen y pierdan aire.
- A continuación incorporamos las castañas, también con movimientos envolventes y por último, el sobre de levadura.
- Vertemos en un molde previamente enmatecado (o en uno de silicona como ha sido mi caso y que ya no será necesario enmatecar) y espolvoreado en la base con un poco de azúcar.
- Horneamos hasta que pinchándolo con un palo de brocheta, este nos salga limpio. En mi horno ha sido una hora.
- Dejamos enfriar dentro del horno y una vez frío del todo podremos desmoldar y espolvorear con azúcar glas.







 Print Friendly and PDF


Fuente: Cometegalicia

5 de noviembre de 2014

Guiso de choupas

Conocidas también como "pota" , "luras" las choupas  son familia del calamar.  Menos valorada, eso si, ya que su precio es sustancialmente más bajo. Su sabor es más fuerte y su carne algo más dura por lo que necesita  más tiempo de cocción. Personalmente las prefiero al calamar, sobre todo en este tipo de platos ya que potencian su sabor considerablemente.
Se pueden preparar de muchas formas y una de ellas es la que os traigo hoy, todo un señor guiso de choupa,  plato tìpico de la costa gallega.


Ingredientes:

- 1 kilo de choupas.
- 4  patatas grandes
- 1 Cebolla.
- 2 Zanahorias.
- 300 grs de guisantes.
- 2 tomates maduros.
- 1 pimiento rojo.
- Azafrán.
- 1 vasito de Albariño.
- 2 Hojas de laurel.
- Perejil picado.
- 2 dientes de ajo.
- Sal.
- Pimienta.
- Aceite de Oliva.


Preparación:

- Picamos muy picaditos la cebolla y el ajo. Troceamos el pimiento y luego pelamos y cortamos en rodajas las zanahorias. Lavamos el tomate y lo picamos menudo.
- En una olla con un fondo de aceite incorporamos el ajo y cuando comience a tomar color, agregamos la cebolla.
- Pasados dos minutos añadimos el pimiento, salamos y dejamos que se haga todo junto a fuego lento hasta que esté blandito.


- Agregamos el tomate y seguidamente las choupas limpias y troceadas junto con las hojas de laurel y el perejil picado.
- Dejamos rehogar y veremos que comienzan a soltar mucha agua, será entonces el momento de añadir el vino blanco, la zanahoria, el azafrán, la sal y la pimienta.
- Cocemos todo el conjunto a fuego medio y con la olla tapada, hasta que las choupas comiencen a estar blandas.
- Añadiremos entonces las patatas peladas y cortadas en cascos junto con los guisantes.
- Terminamos de cocer el guiso y dejamos reposar media horita antes de servir. Y si prepara de un día para otro quedará todavía más sabroso.




 



 Print Friendly and PDF