27 de agosto de 2014

Lactonesa (mayonesa sin huevo)

La lactonesa es una salsa tipo mayonesa en la que se sustituye el huevo por leche de vaca.  El resto de los ingredientes son iguales que la mayonesa tradicional,  aceite, vinagre o limón y sal.  Las proporciones son de 1 de leche por 3 de aceite pudiendo utilizar el de girasol, el de oliva o mezclar ambos a partes iguales.  A mi me gusta utilizar el aceite de oliva nada más, pero uno muy suave ya que si no, conseguiríamos una mayonesa con un sabor demasiado fuerte.
Se puede emplear como acompañamiento de todo tipo de alimentos: pescados hervidos, a la plancha o fritos, entrantes, marisco, ensaladillas, huevos, patatas, etc.  Es una salsa ideal para las personas con intolerancia al huevo y personas diabéticas.  Y si queréis aromatizarla y darle sabor con ajo, hierbas o especias también se puede, eso ya va al gusto de cada uno.


Ingredientes:

- 100 mlts de leche de vaca a temperatura ambiente ( y desnatada en mi caso).
- 300 mlts de aceite de oliva (suave).
- Sal.
- Un chorrito de zumo de limón.


Preparación:

- Echar todos los ingredientes en el vaso de la batidora comenzando por la leche, el aceite (con el vaso un poco inclinado y vertiéndolo despacito para procurar que quede encima de la leche) y la sal.
- Luego metemos el brazo de la batidora hasta el fondo y sin moverla para nada, batimos a velocidad media-alta hasta que adquiera consistencia.


- Una vez veamos que toma cuerpo, echamos el chorrito de limón y acabamos batiendo unos segundos más subiendo y bajando el brazo de la batidora con tranquilidad.
- Removemos manualmente y la metemos en un recipiente hermético dentro de la nevera, para que no coja olores y así podremos conservarla tranquilamente 3 o 4 días.
- Para conseguir una salsa más ligera añadir más leche, si por el contrario la queréis más espesa añadir más aceite.





 Print Friendly and PDF

26 de agosto de 2014

Tronco de pimientos con queso de cabra y a las finas hierbas

Este tronco además de ser muy vistoso, está que se sale de rico.  Es ideal para preparar con antelación y tener listo para servir en cualquier tipo de evento o mismamente disfrutarlo en casa tranquilamente con tu cervecita al lado.  Es ligero, fresco, suave al paladar y para nada empalagoso.
Lo vi hace tiempo en la revista Cocina Fácil y me entro por los ojos de tal manera que ya lo he repetido en casa varias veces.
Por mi cuenta le he añadido queso de untar a las finas hierbas, en la receta original no lo llevaba como ingrediente.  Y si con el queso de cabra nada  más ya estaba de vicio, ni os cuento añadiéndole además el de las finas hierbas.  Así que nada, si os animáis espero que os guste tanto como a mi.



Ingredientes:

- 250 grs de queso de cabra fresco.
- 150 grs de queso de untar Philadelphia a las Finas Hierbas (opcional)
- 200 grs de rúcula.
- 160 grs de nueces.
- 150 grs de pimientos del Piquillo.
- 2 huevos.
- 100 grs de harina.
- 1/2 sobre de levadura.
- Sal.


Preparación:

- Escurrimos los pimientos y los ponemos en el vaso de la batidora.
- Cascamos los huevos separando las yemas de las claras y añadiento las primeras a los pimientos.
- Sazonamos y trituramos hasta lograr una crema homogénea.
- Precalentamos el horno a 160º-
- Montamos las claras a punto de nieve firme con una pizca de sal.
- Mezclamos la harina con la levadura y las tamizamos sobre la crema, sin dejar de remover.
- Cuando todo esté bien integrado, incorporamos las claras con movimientos envolventes para que no pierdan volumen.


- Forramos una fuente refractaria plana con papel sufurizado y vertemos la masa extendiéndola con ayuda de una espátula.
- Horneamos 10 minutos y la retiramos. La volcamos sobre papel sulfurizado y la enrollamos sobre sí misma. La dejamos enfriar.
- Mientras troceamos las nueces reservando la mitad.
- Batimos los quesos, lavamos y escurrimos la rúcula.
- Una vez frío, desenrollamos el tronco y lo rellenamos con la crema de queso, repartiéndolo bien por todos lados.
- Seguimos con las nueces picadas y la mitad de la rúcula.
- Enrollamos de nuevo y lo metemos en la nevera hasta el dia siguiente.
- Solo queda cortar los extremos y luego cortarlo en rodajas para servirlo con la rúcula y las nueces restantes.







 Print Friendly and PDF