4 de febrero de 2016

Rosquillas de anís

Como ya tod@s sabéis, la rosquilla es un dulce frito u horneado elaborado con distintos tipos de masas, en forma de rosca, de ahí su nombre. Es un dulce español que en muchos sitios es típico de Semana Santa pero, aquí en Galicia, también es común prepararlas por el "entroido" (carnaval).
Entre los numerosos dulces que se elaboran por estas fechas, en casa no pueden faltar nunca las rosquillas de anís, se preparan enseguida,  quedan deliciosas y........ que pronto se acaban.  Super ágil tengo que andar con el personal en casa, porque cuando me descuido ya no queda ni la primera.


Ingredientes:

- 400 grs de harina.
- 50 grs de mantequilla en punto pomada.
- 100 grs de azúcar.
- 2 cucharaditas de levadura Royal.
- 3 huevos.
- 60 mlts de anís.
- Ralladura de una naranja.
- Una pizca de sal.
- Aceite de Oliva.
- Azúcar glas.
- Azúcar moreno.
- Canela en polvo.


Preparación:

- Cascamos los huevos en un bol amplío y añadimos el azúcar, el anís, la ralladura de la naranja, una pizca de sal y la mantequilla en punto pomada.
- Batimos todo hasta obtener una mezcla homogénea.
- Tamizamos la harina con la levadura en otro bol y se la vamos añadiendo a la preparación anterior, poco a poco.
- Mezclamos al comienzo con unas varillas y removemos después con una espátula. Una vez todo integrado la colocamos encima de la mesa de trabajo previamente enharinada.
- Amasamos un poco, hasta lograr una masa suave que se despegue de los dedos.


- La envolvemos en papel film y la dejamos reposar media hora en la nevera.
- Pasado ese tiempo, vamos cogiendo pequeñas porciones de masa, dándoles forma de cilindro y uniéndolas en los extremos.
- Calentamos abundante aceite en una sartén y freímos las rosquillas por tandas hasta que empiecen a dorarse. No echar muchas de cada vez , crecen bastante.
- Las retiramos con una espumadera y las dejamos escurrir sobre papel absorbente para que pierdan el exceso de aceite.
- Sin que lleguen a enfriar del todo rebozamos algunas en azúcar glas y otras en una mezcla de azúcar moreno y canela.









 Print Friendly and PDF

31 de enero de 2016

Irish Soda Bread (Pan de soda irlandés)

El pan de soda irlandés es uno de los más sencillos y rápidos de elaborar, en su composición no lleva levadura así que no necesita tiempo de levado. En su lugar lleva bicarbonato sódico que junto el ácido láctico del buttermilk, realiza la función de impulsor o agente leudante, produciendo dióxido de carbono que hacen que el pan fermente.
Este pan irlandés surgió en el siglo XIX, cuando el bicarbonato de sodio se introdujo a los hogares de clase baja de Irlanda. Debido a la escasez de hornos, la soda y el suero eran deseables debido a su eficacia en la creación de una hogaza dentro de una olla de hierro fundido.
Hay dos tipos básicos de pan de soda que en los últimos dos siglos se han perfeccionado. Uno de ellos es el pan de soda Brown, que está hecho de harina integral y que por aquel entonces era menos refinado, y por lo tanto, costaba  menos. La harina se combino con suero de mantequilla, sal y soda para cubrir las necesidades diarias. El color de la harina precisamente fue el que prestó su nombre al pan de soda integral. Y el otro es el pan de soda blanco, preparado con harina blanca y que era mucho más cara, así que se utilizaba principalmente para ocasiones especiales.


Las semillas, las pasas, los tomates secos, las nueces o las hierbas pueden ser añadidos al pan de soda, pero no se consideran ingredientes tradicionales. Cuando se agregan pasas, se le conoce con el nombre de "perro manchado" y cuando se utiliza la melada, se crea el"pan de melaza".
La cruz que se le hace en la parte superior, ayuda a dividirlo en cuatro partes iguales, o Farls. Más común en Irlanda del Norte y se pueden cocinar en una plancha, formando parte del desayuno tradicional o Ulster Fry.
Me ha encantado este pan y no solo por lo fácil y rápido que es de preparar, me ha enamorado también su olor, su sabor y la textura de la miga tan densa que tiene y que tanto me ha recordado al pan de maíz gallego. Eso si, es un pan que recomiendan comerlo en el día ya que no lleva levadura, aunque yo he tapado bien con papel film el trozo que ha quedado y al día siguiente he calentado un poco el horno y he metido lo que quedaba del pan, en rebanadas. Ha sido la cena de mi marido, calentito y bien untado de paté !! riquísimo !!.


Ingredientes para 1 pan:

- 250 grs de harina blanca.
- 250 grs de harina integral.
- 1 cucharada de bicarbonato de soda.
- 1 cucharadita de sal.
- 400 mlts de buttermilk ( 380 mlts de leche entera y 20 mlts de zumo de limón).
- Harina para la superficie y el acabado del pan.


Preparación:

- Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo.
- Luego, preparamos el buttermilk mezclando en el mismo vaso de la batidora la leche y el zumo del  limón.
- Lo revolvemos un poquito y lo dejamos reposar durante 15 minutos. Pasado ese tiempo la leche tendría que tener un aspecto más espeso, como de yogur liquido, si no es así, déjala reposar un poco más.
- En un bol amplio mezclamos las harinas, el bicarbonato y la sal.
- Vertemos después el buttermilk poco a poco, mezclando todos los ingredientes con ayuda de una espátula de cocina.
- El resultado consistirá en una masa blanda y pegajosa.
- La volcamos en la superficie de trabajo previamente enharinada y simplemente mezclamos, SIN AMASAR y formamos con ella una bola. Si ves que la masa te resulta muy difícil de manejar, agregamos un poquito más de harina encima de la superficie donde mezclamos el pan.
- Formamos una bola con ella y la colocamos encima de papel de horno.
- Con un cuchillo afilado le hacemos unos cortes en forma de cruz y lo espolvoreamos con harina.
- Horneamos durante media hora o hasta que veamos que está doradito.
- Una vez listo, solo tendremos que dejarlo enfriar sobre una rejilla.







 Print Friendly and PDF

Fuente historia del pan irlandés: Dondevenden.net