4 de mayo de 2016

Tortilla con chorizo

La tortilla tradicional de patata está que se sale de buena, pero si le agregamos chorizo, para mi gusto ya es el no va más. Su color es el resultado de la mezcla de la yema del huevo con el rojo del pimentón que lleva el chorizo, lo que la hace visualmente irresistible. Para prepararla me gusta utilizar chorizos de pueblo frescos, quitarles la piel y desmenuzarlos para que se integren bien con la patata, aportándole sabor y color.
Como es sabido, cada maestrillo tiene su librillo hasta para elaborar una tortilla de patatas. Unos cortan las patatas en dados, otros fríen el chorizo primero y lo reservan, otros pochan la cebolla sola....en fin, que cada cocina es un mundo y para gusto los colores, así que yo sigo super fiel al modus operandis de mi abuela y de mi madre. Aunque cierto es también que sentarse a la mesa y disfrutar de una sabrosa tortilla con chorizo, se prepare como se prepare, siempre es un auténtico placer.  Acompañándola de una buena ensalada....¿quién necesita más?.


Ingredientes:

- 1.200 de patata nueva.
- 8 huevos.
- 1 cebolla.
- 2 chorizos frescos de pueblo.
- Aceite de Oliva Virgen.
- Sal.


Preparación:

- Comenzamos poniendo al fuego una sartén con aceite y pelando y cortando las patatas en lascas finas.
- Una vez el aceite esté caliente echamos las patatas y la cebolla muy picadita.
- Dejaremos que se vayan friendo a fuego moderado y de vez en cuando iremos dándoles la vuelta o removiendo las patatas para que no se doren ni cojan color.
- Mientras vamos quitando la piel a los chorizos y desmenuzando la carne con las manos bien limpias.


- Una vez las patatas ya están medio blandas, agregamos la carne del chorizo desmenuzada.
- Dejamos hacer unos minutos más y removiendo de a pocos para que el color del pimentón se impregne bien en la patata.
- En cuanto tengan color y con ayuda de una espumadera, vamos retirando las patatas a un colador.
- Dejamos escurrir todo el conjunto mientras batimos los huevos en un bol y los salamos al gusto.
- Ponemos nuevamente la sartén al fuego pero esta vez sin aceite, dejamos que se caliente bien. No es necesario limpiarla, solo hay que retirar el aceite de freír las patatas .
- Pasamos las patatas, la cebolla y el chorizo bien escurridos al bol de los huevos y mezclamos bien.
- Estando la sartén caliente, vertemos la mezcla despacio y la repartimos por toda la superficie.
- Vamos moviendo la sartén para que no se nos queme la tortilla y le damos la vuelta con un plato grande o un "vuelca tortillas" hasta que la tengamos en el punto de cuajado que queramos.







 Print Friendly and PDF

2 de mayo de 2016

Mejillones en escabeche

Como todos sabéis Galicia es una de las mayores productoras de mejillón del mundo. Su método tradicional de producción es el cultivo en bateas y antes de consumirse en fresco, son llevados a una depuradora de la cual saldrán ya aptos para su consumo. Están fijados a las rocas y se encuentran en la zona de mareas o por debajo de esta, pero siempre en sitios de poca profundidad.
Con su inconfundible sabor a mar, el mejillón nos aporta en sus numerosas preparaciones, un plato siempre muy nutritivo por su gran contenido en hierro.
Os dejo con esta sencilla manera de prepararlos, quedan muy sabrosos y se preparan enseguida. Como aperitivo o para picoteo son ideales, y acompañados de unas patatas hervidas y ensalada, un plato completo y delicioso.


Ingredientes:

- 2 kgs de mejillones frescos
- 2 cebollas medianas.
- 2 hojas de laurel.
- 3 dientes de ajo.
- 1/2 vaso de vinagre.
- 2 cucharaditas de pimentón dulce.
- 1/2 vaso de Albariño.
- 6 cucharadas de aceite de oliva.


Preparación:

- Después de quitarle los barbas a los mejillones, y limpiarlos bien descartando los que están rotos o abiertos. Los ponemos al fuego en una olla y los regamos con el vino blanco y una hoja de laurel.
- Una vez abiertos, reservamos medio vaso del líquido de la cocción y lo colamos.
- Quitamos los mejillones de la concha y los vamos colocando en una cazuela de barro.
- Hecho esto, añadimos en una sartén el ajo muy picadito junto con las cebollas, para pocharlas con el aceite de oliva.


- Agregamos la otra hoja de laurel, dejamos templar el aceite en cuanto la cebolla esté blandita y transparente y añadimos el pimentón fuera del fuego.
- Removemos bien y vertemos el vinagre, junto con el liquido de la cocción que teníamos reservado.
- Este escabeche se lo echamos por encima a los mejillones, le damos un hervor y luego dejamos reposar al menos una hora fuera del fuego para que se mezclen bien todos los sabores.
- Al día siguiente aún están más ricos.






 Print Friendly and PDF